Como aprender a comer saludable

Articulo por: Rouse Ruiz 

En primer lugar ¿para qué comer saludable? Para sentirte bien contigo misma, cuando comes de forma equilibrada el funcionamiento de tu cuerpo es increíble, a kilómetros se nota una buena alimentación, en el brillo del cabello, la suavidad de la piel, la digestión (esa se nota en el buen humor), todo, absolutamente todo cambia hasta el estado de ánimo.

 

Mucha gente cree que saludable es sinónimo de insípido y desagradable, pero el secreto está en saber combinar de forma adecuada los alimentos, debo ser honesta y confesar que al principio cuesta mucho trabajo cambiar de hábitos alimenticios pero la verdad vale la pena intentarlo.

 

Por eso hoy quiero compartir contigo 5 tips para aprender a comer saludable sin que cueste demasiado esfuerzo lo digo porque a mí no me entraban las frutas y las verduras de ninguna manera, ¡ni inyectadas! Solo la lechuga y el tomate en las hamburguesas y las fresas en la mermelada y no más. Debido a problemas de salud hace dos años de forma obligada tuve que cambiar mi alimentación que solo constaba de quesadilla, pero por supuesto que con queso  ¡soy de provincia! Aquí las quesadillas son con queso y punto, son tan deliciosas pero no por experiencia se que no es buena idea desayunar, comer y cenar quesadillas.

 

Lo siento, soy una persona muy distraída y siempre término hablando otra cosa, pero espero que la gente que me rodea me quiera y me acepte como soy. Como dicen en mi pueblo sin más rodeos aquí están los 5 tips para aprender a comer saludable:

 

1.-  Cinco comidas al día: estoy segura que lo has escuchado miles de veces que es mejor comer varias veces en pocas cantidades, en lugar de dos comidas abundantes y pesadas. Si el problema es el tiempo la solución es organizarte desde un día antes y planea estratégicamente tus comidas, debes ser muy estricta con los horarios para evitar sentir hambre o ansiedad por comer. No lo olvides tres platillos fuertes y dos colaciones.

 

2.- Aprende a combinar: Un platillo saludable debe contener al menos 50% vegetales verdes o frutas, 25% granos integrales y 25% proteína con la menor cantidad de grasa posible. Si en cada hora de comer aplicas esto mejoraras la forma de equilibrar tu alimentación, por ejemplo: comete una hamburguesa de pollo a la plancha y en lugar de papas fritas una ensalada, ¡rico y saludable!.

 

3.- Busca la opción saludable a tus antojos: siempre existe la versión saludable de las cosas que nos gustan. Antojo de comida dulce: opta por chocolate amargo, uvas o mango; Comida ácida: pepino o jícama con chile; Comida crujiente: frutos secos o verduras deshidratadas; Comida Refrescante y con textura: gelatina, agua fresca sin azúcar, paleta de hielo hecha a base de agua.

 

4.- Decora tus platillos: hacer que tu comida se vea atractiva visualmente ayuda a tu cerebro a querer comerla, llena de color tus ensaladas y veras como se te abre el antojo.

 

5.- Come natural: opta por la comida hecha en casa y siempre elige los productos sin procesar. Es más económico y más ricos, razones suficientes para hacerlo.

 

Esto se trata se equilibrar porque nuestro cuerpo necesita un poco de todo, come lo que te gusta, disfruta, se feliz y un pastel de chocolate de vez en cuando o unas papas fritas de vez en cuando no hacen daño. Con permiso que yo me voy a echar dos taquitos de asada con mucha verdura porque

 

#SoyGordibuenaYQue

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *